martes, 10 de agosto de 2010

Folclore en Piura

Piura es la cuna del Tondero y la Cumanana, nacidos en el llamado valle del Alto Piura en la actual provincia de Morropón. Son las expresiones del mestizaje de las razas africana y amerindia, desarrollándose precisamente en una zona donde se encuentra el segundo bolsón más importante del país en población afroamericana, en las ex haciendas que hasta finales del siglo XIX eran trabajadas con mano de obra esclava. Es reconfortante comprobar que los jóvenes de ambos sexos cultivan y aman el Tondero, destacando las parejas de bailarines que compiten en los festivales de la localidad de Morropón. Cada cierto tiempo se celebran las fiestas folclóricas que incluye la invitación de pueblos adyacentes como Lambayeque, Sechura, Sullana y Tumbes más al norte, todos como hermanos de sangre; vienen para rendir tributo a este baile y canto. El Tondero se baila en posición de un pavo, con un sombrero de paja y un pañuelo. Una camisa y un pantalón con una faja amarrada a la cintura pues, tal como se deja anotado, sus orígenes son netamente campesinos.



El departamento de Piura es rico en literatura oral y escrita. Poetas y narradores, académicos o autodidácticas, nutren la cultura regional. Parte de esa riqueza es un surgente cancionero en el que encontramos expresada la filosofía popular, en especial del humor norteño, el reconocimiento y cariño hacia la gente trabajadora, las formas de enamorarse.Este cancionero desarrolla su propio estilo musical, ligado curiosamente al dejo o forma de hablar, como cantando, que caracteriza al hablar cotidiano. Valses, marineras y tonderos, cumananas, coplas, décimas, serranitas son géneros musicales que expresan las formas de pensar y sentir de los piuranos, sus preocupaciones y alegrías.Entre las piezas más conocidas en el Perú y en el extranjero se encuentra el vals Alma, corazón y vida, del sullanero Adrián Flores Albán, quien lo compuso siendo muy joven, cuando estaba enamorado de una ecuatoriana a quien había conocido durante su servicio en el ejército, siendo soldado en un puesto de la frontera. Tiempo después la muchacha le comunicó a Adrián que se casaría con un pretendiente ecuatoriano, hijo de una familia pudiente. Adrián le escribió desde Sullana y le envió una carta con los versos del vals: “como no tengo fortuna, estas tres cosas te ofrezco, alma, corazón y vida y nada más”. El inspirado empresario Miguel Ciccia Vásquez dio a Piura el vals ahora considerado su himno: Rosal Viviente.



Si bien Piura es cuna de la Cumanana y el Tondero también lo es de los mejores ejemplares de caballo de paso a nivel nacional; éste es sinónimo de nobleza y fidelidad, reconocido en el mundo por su temperamento, altivez y elegancia. Piura se hace presente en los diversos concursos con los mejores potros, yeguas, capones y potrancas criados por reconocidas familias del lugar que conservan esta tradición, cultivando en los niños el amor por los caballos y su crianza; tradición que enorgullece a todos los piuranos. La asociación de criadores de caballos de paso, después de muchos años de esfuerzo han logrado adquirir un local de 40 mil metros cuadrados, que queda a 1 Km. del caserío los Ejidos. Este local tiene una elegante infraestructura, con una hermosa tribuna y una amplia cancha verde para el entrenamiento de los caballos. Aunado al espectáculo propio del andar artístico y ligero del caballo de paso, podremos apreciar a los chalanes y amazonas, personajes que montados sobre él, dominan las riendas, dándole un mayor colorido y elegancia a las exhibiciones.



No obstante si Piura es reconocida a nivel internacional por sus bailes, canciones y caballos, lo que más admiran sus visitantes es su Artesanía. En Piura existen dos centros artesanales muy importantes por la calidad de sus trabajos y tradición que estos pueblos cultivan de generación en generación.Catacaos, la cual es considerada como la capital artesanal de Piura y Chulucanas muy conocida por los finos trabajos de su cerámica de barro que han dado la vuelta al mundo conquistando mercados extranjeros.

Catacaos este pintoresco pueblo se encuentra a 12 km. de la ciudad de Piura, su raíz se encuentra principalmente en la cultura Tallán y se caracteriza por la producción de algodón, de gran calidad por su textura y largas fibras, es sumamente cotizada tanto en el país como en el extranjero.Algo muy característico de Catacaos es la habilidad innata de sus artesanos que hacen maravillas de oro y plata, así como también de paja, madera, cuero, barro y prendas codiciadas por los cientos de turistas nacionales y extranjeros que llegan a estas soleadas tierras. En sus cerámicas los pobladores de Catacaos hacen representaciones de sus actividades diarias. Catacaos presenta a todos los turistas su histórica y bella calle Comercio, arteria principal cuya antigüedad de dos siglos ha recibido a miles de mercaderes que han comercializado principalmente sus productos de paja y junco.Panamá es uno de los países que aprovecha las bondades en la producción de sombreros de paja, provenientes de los artesanos de este tradicional pueblo piurano.



En cuanto a la ciudad de Chulucanas en la provincia de Morropón, sus finos trabajos de cerámica han dado la vuelta al mundo y han conquistado los mercados nacionales y extranjeros.Las raíces de este arte se encuentran en la cultura Vicus, que dejó un importante legado de ceramios y orfebrería en el monte que lleva su nombre.A 5 Km. de Chulucanas está la Encantada, un caserío famoso por sus ceramistas, los temas reflejados en las obras de estos artistas son normalmente costumbristas: las tradiciones, costumbres y modos de vida de la zona. Sin embargo, en los últimos años algunos de estos ceramistas han optado por unos diseños más modernos que no se despegan de sus raíces para dar paso a la modernidad en los diseños y detalles. Entre los artistas más reconocidos se encuentran Gerásimo Sosa y Max Inga.




Así mismo Piura tiene una intensa vida cultural y artística. Cuenta con varios museos de arte religioso entre los que destaca el de la Iglesia del Carmen, de cerámicas precolombinas, particularmente de la civilización vicús, así como galerías de pinturas de sus personajes ilustres como Ignacio Merino, Luis Montero, Felipe Cossío Del Pomar, Arcadio Boyer, y de pintores contemporáneos como Francisco Mauricio, Russbelt Guerra, Julio Cálle, José Zeta entre otros. La Escuela Regional de Bellas Artes Ignacio Merino Muñoz y la Escuela Regional de Música José María Valle Riestra son semilleros de una pléyade de jóvenes artistas. La Orquesta Sinfónica Municipal es apoyada por el Concejo Provincial de Piura, los empresarios y el público piurano que acude a cada una de sus presentaciones. También instituciones como la Asociación Regional de Artistas Plásticos de Piura ARAP y la Asociación Felipe Cossío del Pomar mantienen vivo el arte.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada