martes, 10 de agosto de 2010

Humedales de Sechura

En el país existen 11 humedales costeros de los cuales solo 4 se encuentran protegidos dentro de alguna de las categorías del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas los cuales se ubican en la región sur y centro del país, sin embargo en la región norte del país aún no existe un área de conservación marino costera significativa, a pesar de que esta zona presenta particulares características ya que en ella se encuentra la división de la corriente del Niño con aguas superficiales, ofreciendo un afloramiento tan significativo en riqueza biológica como sucede entre Paracas y Nazca.Los humedales del sistema marino costero Sechura están conformados por el Estuario de Virrilá, las lagunas de Ramón y Ñapique, la laguna La Niña, los manglares de San Pedro, Palo Parado y la bahía marino costera. Este sistema de humedales marino costeros resalta por sus características biológicas particulares tanto en cuanto a la flora como a la fauna silvestre.



Ubicado a 70 Km al sur de Sechura, entre el mar y el desierto, se encuentra el Macizo de iIlescas bordeado de varias playas vírgenes como Punta Shode, Las Loberas, Nunura, Avic, o Reventazón, donde se encuentran lobos marinos y pingüinos de Humboldt. Una de las formas más hermosas de disfrutar de los lobos de mar y los pingüinos que pueblan las Puntas del litoral sechurano es realizar un paseo por barca por esta costa.También pueden ser encontradas en estas áreas la presencia de tortugas marinas, las cuales también durante sus recorridos migratorios atraviesan por estos sitios. Otro de los atractivos naturales de Sechura es el Estuario de Virrilá un espacio natural con una superficie aproximada de 7 mil hectáreas donde se encuentra una gran variedad de fauna y flora. Su mayor riqueza natural se concentra en la parte más ancha (no en su unión con el mar) donde se destaca la presencia de flamencos, grullas, chorlitos, pelícanos y gaviotas. Además, el entorno es ideal para realizar paseos en lancha y caminatas. Cuando la marea está baja se forman pequeñas islas, y el paisaje cambia sin perder su encanto y belleza.




Una flora muy peculiar se encuentra en el Manglar de San Pedro. Este es un ecosistema creado en torno a un espejo de agua, situado 20 Km al norte de Sechura. En esta superficie de 1200 Has, más de 300 son presididas por el mangle que convierte el paisaje en un entorno idílico donde se encuentran las pequeñas islas con gran variedad de fauna y flora. El relieve es plano en el manglar y ondulado en los alrededores por la presencia de dunas.Los manglares, son humedales tropicales de agua salada, estuarinos y/o lagunares, es decir zonas donde se mezclan agua dulce con agua salada, establecidos en zonas intermareales. Son ambientes muy productivos, de cuyos recursos suelen beneficiarse los pobladores costeros. Los manglares son considerados como los productores primarios más importantes del planeta, contribuyendo, además, a fijar el suelo donde crece evitando así la erosión.



Este ecosistema es importante por la gran variedad de especies de aves que en el habitan. Se han registrado hasta 62 especies entre residentes y migratorias, las que utilizan el manglar para alimentarse y descansar tranquilamente, llegando algunas a reproducirse. Este ecosistema también permite la subsistencia de mamíferos como el "zorro costeño" (Pseudalopexsechurae), "zarigüeyas" (Didelphysparaguayensis), "zorrillos" (Conepatussemistriatus), peces de variadas especies, reptiles, insectos y 40 especies de fanerógamas.



En pleno centro del extenso desierto de Sechura se encuentran permanentes las lagunas de Ramón, Las Salinas y Ñapique. Estos espejos de agua permiten la práctica de varios deportes acuáticos, el camping y la pesca, sumando el atractivo de estar situados en un entorno pintoresco. Las aguas de estas lagunas se unen a la de varios ríos como El Piura, La Leche, y Cascajal, tras los fenómenos lluviosos de El Niño para la formación de la Laguna La Niña, que desaparece después de aproximadamente medio año.En cuanto a la fauna silvestre estos lugares constituyen importantes hábitats, en especial para la fauna migratoria entre los que destacan el gran número de especies de aves que hacen uso de estos ambientes para alimentarse y como sitios de reposo durante sus recorridos migratorios que año tras año realizan. Además de la fauna migratoria esta zona se caracteriza por las especies de aves residentes y endémicas que pueden ser encontradas, así como la presencia de mamíferos y de algunos reptiles.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada