martes, 10 de agosto de 2010

Pesca Deportiva en Piura

Cabo Blanco: La Zona de Pesca Más Rica del Mundo


La historia de Cabo Blanco está estrechamente ligada al desarrollo de la pesca deportiva en el Pacífico Sur. No ha sido común en ninguna otra zona del planeta, la cantidad de acontecimientos y hechos como los que han ocurrido aquí, en estrecha ligazón con el surgimiento del deporte pesquero a nivel mundial. Por ello, en la década de los cincuenta y comienzos de los sesenta, Cabo Blanco fue reconocido como la mejor zona de pesca deportiva del mundo. Las condiciones que le dieron fama y notoriedad hace medio siglo aún se mantienen inalterables, pues la fabulosa pesca existente en Cabo Blanco es el resultado de la confluencia de dos grandes corrientes marinas que ocurre frente a sus costas. Surgiendo del sur, la fría Corriente de Humboldt, una masa de agua de 150 millas de ancho, fluye hacia el noroeste encontrándose con la Corriente Ecuatorial o Corriente del Niño, que viene del norte y que previamente se ha unido con la Corriente Nor-Ecuatorial.La conjunción de estas dos enormes “vías expresas” para especies deportivas del Pacífico, origina un nutrido tráfico ictiológico frente a las costas de Cabo Blanco y alrededores, una abundancia y variedad sin precedentes de peces grandes y pequeños, algo nunca visto en ningún otro lugar del planeta. Tanto es así que, cualquier especie capturada en el Pacífico puede ser encontrada en Cabo Blanco, con la excepción quizás del Wahoo y del Atún Allison.



Las aguas de Cabo Blanco son las únicas en el mundo que tienen una temporada de pesca de 12 meses. El Merlín Negro, el Pez Espada y el Atún Ojo Grande han sido capturados en todos los meses del año, pero es en los meses de diciembre hasta marzo cuando estas especies son más numerosas, salvo los atunes que tienen dos corridas al año: de febrero a marzo, y de agosto a setiembre. El Merlín Rayado y el Pez Vela del Pacífico son más numerosos desde octubre hasta mayo.Aunque en la época de oro de Cabo Blanco se pescaron gran cantidad de otras especies aparte del Merlín Negro, el Pez Espada y el Atún Ojo Grande, no se les dio importancia y nunca se llevó un registro de sus capturas. Tal es el caso del Merlín Rayado, el Pez Vela, el Tiburón Mako, el Fortuno, el Dorado o Perico, el Robalo, el Mero Ojo Chico, el Lenguado, la Corvina, la Pluma, el Ojo de Uva, la Sierra, el Bonito, el Barrilete, la Albacora y otras especies que hoy sí despiertan el interés mundial.



A la zona comprendida frente a las costas de Lobitos hasta el Banco de Máncora se le conoció hace más de medio siglo como el Marlin’s Boulevard, o el corredor de los merlines. La particular conformación de su suelo submarino, –que tiene una depresión que va desde las 35 brazas en la orilla, hasta las 700 a 2000 brazas a pocas millas de esta–, ocasiona que el Merlín Negro, entre otras especies deportivas, se pegen a la costa en sus rutas migratorias. Esto indudablemente es una condición ideal y una ventaja adicional para los pescadores deportivos, pues no tienen necesidad de alejarse más de siete u ocho millas de la costa, habiéndose registrado capturas de Merlín Negro a tan sólo 300 metros de la playa.


1. Reseña Histórica – Cómo Empezó


El descubrimiento de Cabo Blanco como centro de pesca deportiva tuvo lugar en el año 1935, cuando Thomas G. Stokes, un ciudadano canadiense que vivía en Lima, habiendo escuchado historias fabulosas de pescadores comerciales acerca de la abundancia y el tamaño de los peces en Cabo Blanco, se las arregló para llegar al sitio en un viejo bote a “echar una mirada”. En ese viaje pescó un Merlín Negro de 601 libras. Al año siguiente regresó y pescó otro de 712 libras.

Posteriormente, en abril de 1951, Alfred C. Glassell Jr., de Houston, Texas, pescó el Banco de Máncora con excelentes resultados, incluyendo 20 merlines rayados y un Pez Espada de 687 libras, el más grande de esa especie jamás pescado en el Perú hasta el día de hoy.En ese mismo mes de 1951, S. Kip Farrington Jr., un excelente pescador y escritor, de East Hampton, New York, a bordo del bote de Enrique Pardo, pescó varios merlines rayados y se le escapó un gigantesco Merlín Negro que no dejó dudas a Glassell y Farrington que en esas aguas habían merlines de más de 1000 libras. Pero lo que más impresionó a estos diestros pescadores fue la presencia de Merlín Rayado, Merlín Negro y Pez Espada juntos, una situación nunca observada en ningún otro lugar del mundo. Y ahora, a estos colosos se sumaba los atunes.



Es en mayo de 1951, cuando un grupo de eminentes hombres de negocios americanos, aficionados a la captura de grandes piezas, funda el famoso Cabo Blanco Fishing Club, a 40 kilómetros al norte de la ciudad de Talara y a 7 kilómetros al sur de la caleta El Ñuro, sobre un terreno cedido por la Lobitos OilCompany. (Más tarde pasarían estos campos a la International PetroleumCompany, quienes serían luego los nuevos anfitriones). Para ese tiempo Cabo Blanco era ya un destino exclusivo de pesca, donde se daban cita los mejores cultores de este deporte en el mundo, que por regla general era gente con muy alto poder adquisitivo. Estos a su vez atraían al Club a otros famosos personajes como periodistas, escritores y celebridades del mundo del cine, la política, los deportes y los negocios, que contribuyeron a crear la fama del Club.



De la misma forma que los pilotos de prueba esperaban superar algún día la velocidad del sonido, o cualquier otro deportista espera superar una marca mundial, así también los pescadores deportivos de todo el mundo dedicados a la gran pesca, han estado esperando por años la primera captura acreditada efectuada con caña y carrete de una especie deportiva que superara las 1000 libras. Ese reto por fin se llega a superar el 4 de abril de 1952, cuando Alfred C. Glassell Jr. logra pescar el primer 1000 libras del mundo, con un Merlín Negro de 1025 libras, lo cual puso a Cabo Blanco en más titulares que ningún otro deporte alrededor del mundo.Pocos días duró esta marca, ya que en agosto de 1952 fue elevada a 1060 libras por otro miembro del Club, y en forma sucesiva fue mejorando los registros. Un año después en agosto de 1953 Alfred C. Glassell Jr. Consiguió la legendaria e histórica marca de 1560 libras, record mundial absoluto para la especie, hasta hoy vigente y que figura en el Libro de Records de Guiness. (Una réplica de este ejemplar se exhibe en el Museo Smithsoniano de Boston).



Cabo Blanco fue el primer lugar de pesca del mundo donde en una sola jornada, un mismo pescador (Alfred Glassell) obtuvo dos merlines negros arriba de las 900 libras. El año 1954, entre la última semana del mes de marzo y la primera semana de abril se capturan en jornadas brillantes 2 merlines negros que dan en la lonja 1540 y 1525 libras, éste último es conseguido por la entonces señorita Kimberly Weiss (hoy señora Hughes) y es el actual récord mundial femenino. Éste fue el famoso merlín del millón de dólares.Cabo Blanco es también hasta hoy el único lugar del mundo donde se han pescado 3 merlines de más de 1500 libras.

Pero Cabo Blanco no sólo destaca en merlines negros, que fueron 40 los que pasaron las 1000 libras, sino en atunes ojo grande, cuando Seymour Knox III bate el récord del Club con una pieza de 400 libras, y un año después, el Dr. Russell, gran amigo y compañero de pesca del escritor Ernest Hemingway, colocaba la marca en 435 libras, que es hasta el día de hoy marca mundial absoluta para la especie.Las marcas obtenidas por las damas son también notables, tanto en merlines negros como en atunes ojo grande, las cuales se mantienen aún vigentes en los registros de records de la International GameFishAssociation (IGFA). Son estos algunos de los hechos que dieron a Cabo Blanco un halo de generosa zona para la pesca deportiva.




Seguidamente se consignan algunos de los acontecimientos más notables registrados en Cabo Blanco durante la década de los 50, que hasta el día de hoy siguen causando asombro en el mundo de la pesca deportiva, tanto por la calidad de las proezas, como por el hecho de que luego de más de 40 años de abandonada la actividad pesquera deportiva en la zona, –y a la vez incrementada en otros lugares de pesca del mundo–, muchos de estos records permanecen aún vigentes en los registros de la IGFA:- Cabo Blanco mantiene vigentes hasta la fecha 7 records mundiales: 2 marcas absolutas, 3 marcas femeninas en categoría de línea y 2 marcas masculinas en categoría de línea:

Por ello es que lo más impresionante de estas hazañas deportivas logradas en Cabo Blanco radica en el hecho de que estas han sido logradas con sólo una, dos, tres o, a lo sumo cuatro embarcaciones deportivas pescando cada día, y sin aparejos auxiliares como tangones y sondas para rastrear el inmenso mar; a diferencia de los demás lugares de pesca del mundo, donde cientos de embarcaciones salen diariamente a peinar la zona de pesca, con lo cual lógicamente aumentan sus probabilidades de ubicar a sus presas. Esta es una comparación que los verdaderos pescadores de altura siempre tienen presente.



Como una referencia a la fama aún no olvidada de Cabo Blanco, el Hotel Ritz de París en Francia, le puso el nombre de “El Espadón” a su famoso bar.En la década de los 50 en Cabo Blanco se rodaron varias película de cine, entre ellas “The Old Man and the Sea” (“El Viejo y el Mar”).- En esta película, basada en la novela del mismo nombre que le valió el Premio Nobel de Literatura a Ernest Hemingway, todas las escenas de merlines y ballenas fueron filmadas frente a Cabo Blanco. La película incluye impactantes secuencias de la película donde Alfred C. Glassell Jr. batalla con su récord mundial, el Merlín Negro de 1560 libras.

Desde mediados de la década de los 60 en adelante, se conjugaron varios factores negativos que obligaron al Cabo Blanco Fishing Club a cerrar sus puertas, originando que cesaran las actividades de pesca deportiva en la zona. Aunque estos servicios fueron reanudados a partir del mes de diciembre de 1985, cuando la empresa fue asumida por un nuevo grupo de empresarios nacionales, en la actualidad el famoso Club se encuentra cerrado luego de soportar los últimos años de recesión.


2. Cabo Blanco en la Actualidad


En tiempos más recientes, a fines de los 80, gracias a la gestión del ente promotor turístico de entonces (FOPTUR) y al aporte económico del Estado Peruano, la zona fue visitada por el insigne pescador y operador de pesca deportiva, el millonario tejano Jerry Dunaway, –poseedor de varios records mundiales–, con sus embarcaciones “TheMadam” y “TheHooker”, las cuales operaron durante 45 días en la zona, entre los meses de abril y mayo de 1987, con la misión de explorar el potencial de pesca deportiva en el norte del Perú.La zona de exploración abarcó desde diez millas al sur de Cabo Blanco, (frente a Lobitos) hasta el Banco de Máncora, que queda aproximadamente a 35 millas de las costas de Tumbes. En el Informe presentado al final de su estadía, el señor Dunaway indica textualmente: "En varias ocasiones veríamos de cuarenta a ochenta merlines rayados en un día", y luego agrega: "Es mi opinión y la de mi tripulación que el Banco de Máncora tiene el potencial de poder ofrecer la mejor pesca de Merlín Rayado del mundo". El mismo Informe consigna más adelante: "Además del Merlín Rayado, puede localizarse una gran concentración de Pez Espada alrededor del Banco de Máncora", para luego añadir como corolario: "Creemos que el potencial para traer turistas de todo el mundo para la pesca del Merlín Rayado, y con la oportunidad para el Pez Espada y el Merlín Negro es muy buena".



Al final de su Informe, el señor Dunaway hace un comentario referente a la conveniencia de implementar la zona con una flota de embarcaciones deportivas. Hoy sabemos, gracias a nuestras investigaciones, a los registros del IMARPE y de las capturas de los pescadores artesanales, comerciales, y de las ocasionales capturas de los pocos turistas que se aventuran a pescar en la zona, que existe, al igual que el ayer, durante todos los meses del año una variada y muy abundante cantidad de especies deportivas de gran tamaño en la zona.Sin embargo, hasta ahora, no se ha avanzado mucho en cuanto a implementar la flota de embarcaciones deportivas. Actualmente en la zona de las playas del norte del Perú, (y en general en todo el litoral), existen muy pocas embarcaciones que dan el servicio de pesca de altura y no existe mayor infraestructura marina ni hotelera.

Felizmente se han iniciado grandes proyectos para rescatar este inmenso potencial que tienen las Playas del Norte Peruano, una de estas muestras es la ley de protección de picudos como el Merlín y el Pez Vela dictada por el Gobierno y otras por partes de grandes cadenas hoteleras comoFairmont Hotels& Resorts de Estados Unidos, la cual pronto construirá un megaproyecto hotelero de lujo. El hotel tendrá implementada una marina completa para que los turistas puedan realizar todos los deportes acuáticos. Otros de los proyectos es el de la asociación empresarial Blue Marlin, compuesta por la cadena de Hoteles Decameron y Nuevo Mundo, la cual anunció la construcción de un proyecto hotelero en Punta Sal, a escasos 10 minutos de Mancora. Estos megas proyectos han generado gran expectativa en el mercado, y esperemos que Pronto las recomendaciones del señor Dunawayse puedan hacer realidad y se implemente la zona con una flota de embarcaciones deportivas, para que nuevamente Cabo Blanco sea reconocida como La Zona de Pesca Deportiva Más Rica del Mundo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada