martes, 10 de agosto de 2010

Piura, vida marina al norte del país

Amanece en Los Órganos, a solo 13 kilómetros del balneario piurano de Máncora. Son las 8 de la mañana nuestro grupo parte emocionado desde el muelle de pescadores de esta paradisíaca playa a bordo del yate Pacífico.La embarcación navega rumbo al sur y los viajeros, protegidos con chalecos salvavidas, fotografían la belleza natural del mar y las lanchas artesanales que se distinguen por los múltiples colores que presentan.En este recorrido usted podrá disfrutar de la fauna marina, además observará la actividad pesquera en la costa norte y, si tiene suerte, se cruzará con delfines y ballenas.Esta zona marina es muy especial, ya que es el lugar en el Perú donde la corriente fría de Humboldt y la cálida de El Niño convergen, creando así un mundo marino fantástico. Es el lugar donde las especies de agua fría y las de agua caliente se encuentran.



RIQUEZA ECOLÓGICA


El grupo percibe una plataforma petrolera que se ha convertido en una zona de descanso para decenas de enormes lobos marinos. Esta torre funciona a manera de isla o lugar de descanso para los lobos marinos (lobo chusco) que es la especie de lobo marino más grande que tenemos en el Perú. Esta familia de lobos descansa allí y se alimenta de peces que se ven atraídos por la vida que está adherida a los pilotes de esta plataforma. En este sector también verá inquietas aves fragatas, negras, piqueros de patas azules y otras aves tropicales.




BELLEZA CALMA


La caleta de El Ñuro nos sorprenderá con sus hermosas tortugas marinas, que asomarán sus cabezas con suma timidez, hasta que se animan a lucir su caparazón y cambiar de lugar.Es increíble verlas nadando tan cerca. Todos intentan fotografiar el momento preciso y solo algunos lo logran, pero la satisfacción es común. Se lo aseguramos.Allí también se puede conocer cómo los pescadores trabajan en embarcaciones a vela, capturan peces espada y atunes de hasta 130 kilos.



SORPRESA DE TEMPORADA


Y como lo mejor se suele guardar para el final, seguimos al sur y nos encontramos con bellos delfines que saltan a lo lejos realizando una coreografía sin igual. En muchas ocasiones estos animales se acercan con gran curiosidad, regalando saltos y miradas para las cámaras.Este paraíso es compartido con impresionantes ballenas que pueden medir hasta 17 metros y que descubren sus colas con fuerza y elegancia. Madres y crías pasean cerca de la orilla, mientras que los machos demuestran su dominio, tras grandes aletazos contra su oponente. De agosto a octubre, estos ejemplares llegan a la zona y se convierten en una gran atracción para grandes y chicos. Las ballenas llegan a esta zona para aparearse, parir y amamantar a sus crías. Es maravilloso verlas en grupo realizando estas actividades.



Sepa que durante el recorrido usted podrá refrescarse en el mar y practicar esnórquel. Con esta experiencia la observación de la fauna marina será completa, pues con mascarilla podrá ver peces de colores, esponjas marinas, algas y otras especies.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada